Loading...

Calentamiento global, una oportunidad nuclear


Calentamiento global, una oportunidad nuclear

por Rubén Ramos Quevedo

No importa donde estés, todos vivimos en una isla que no podemos abandonar: el planeta tierra.

Y quien diga que no le importa el planeta, es que no se importa a sí mismo.

El calentamiento global, cuantos hemos comenzado ya a padecer de él. No tengo duda que es un problema que impactará con mayor fuerza cada vez que continuemos con la misma forma de producir nuestras energías.

El calentamiento global se debe en gran medida a la cantidad de gases de dióxido de carbono y metano que producimos por la quema de combustibles fósiles como el carbón, petróleo y  gas natural, los cuales empleamos en diversos procesos de conversión de energía. Estos gases atrapan el calor en la atmosfera con lo cual se incrementa la temperatura en la tierra. Estamos quemando un recurso no renovable el cual consumimos a un ritmo insostenible y que a su vez impacta de manera significativa en nuestra calidad de vida y en el medio ambiente.

La situación económica mundial, el cambio climático y el deterioro constante del planeta, orillan a la humanidad a plantear las acciones que debemos tomar para modificar los efectos que se han creado por la quema inmoderada de hidrocarburos, por medio de energías limpias, sustentables y económicas; una de ellas es la energía nuclear, la cual cubre por sus características y capacidades un balance de costo beneficio que supera al resto de formas de energía.

Lo anterior ha hecho que muchos países hayan tomado ya la decisión de apostar por ella, otros en cambio han entrado en duda, la cual simplemente retrasa la decisión inevitable de la opción nuclear.

Existen otras formas de energía que no emiten gases al efecto invernadero que podríamos emplear como la eólica y la solar, sin embargo nada es perfecto:

La energía eólica tiene impacto en la biodiversidad de las aves y erosión en la tierra. Además que la capacidad de generación debido a su eficiencia no es suficiente para cubrir el suministro eléctrico, se requerirían grandes extensiones de tierra para instalar las turbinas, lo cual la hace muy cara. Además de asegurarnos que las rachas de viento sean constantes para mantener la producción.

Por otro lado, la solar es cara por el proceso de fabricación de las celdas aunado a que el material de fabricación (silicio) no es abundante e incluso son 15% menos eficientes que las eólicas, además crea un impacto ambiental ya que en su fabricación se emplean materiales con alta toxicidad. Sin embargo la energía solar es preferible que la eólica.

Sé que el tema “nuclear” es bastante polémico, pues es considerado un instrumento de avance, tecnología y bienestar, pero al mismo tiempo es considerado un potente destructor y muchos de los miedos o temores existentes a este tipo de energía son infundados en nuestro desconocimiento.

Entre sus ventajas: No se aporta ningún gas al calentamiento global, se evitan las lluvias acidas, no contamina el aire, la capacidad de generación es inmensa por lo cual su costo es menor, se evita extracción de materiales de la tierra  y con ello el acido que se emplea para la extracción no contamina los mantos acuíferos, se evitan menos derrame de petróleo, se mejora el aprovisionamiento y aprovechamiento de los otros combustibles, pues el petróleo y gas en aplicaciones como transporte y calefacción serán difíciles de reemplazar.

La industria nuclear está ligada en todo el mundo, todos aquellos que empleamos la energía nuclear estamos vigilados y regulados por una asociación que nos permite estar hermanados de tal modo que cualquier cosa que suceda en cualquier planta del mundo, el resto de plantas son enteradas. Compartimos algo que llamamos “Experiencia Operacional”. WANO por sus siglas en ingles World Association of Nuclear Operators (Asociación Mundial de Operadores Nucleares) es la organización que ayuda a los miembros a cumplir con los altos niveles de seguridad y confiabilidad en su operación, a través de visitas (auditorias) continuas en las cuales señalan las fortalezas y áreas de mejora presentes, estableciendo programas concretos de acción.

A diferencia de otro tipo de industrias, la industria nuclear está abierta a una retroalimentación, a una constante autoevaluación y mejora continua. Eventos como el de Fukushima y Chernóbil dan pauta hacia un fortalecimiento de la misma.

Hace tres 3 años el plan nuclear a nivel mundial se reactivo completamente, incluso hace 2 años tuve la oportunidad de asistir a Estados Unidos a la presentación del nuevo reactor nuclear de Westinghouse, del cual se construyen actualmente 10 en China. Es cierto el plan nuclear hoy en día a nivel mundial está siendo cuestionado por lo sucedido en Fukushima, el cual estuvo por encima de las capacidades de diseño y del hombre, provocado ¿Por qué?, por los cambios climáticos. Y su repercusión es menor comparado con los daños que han ocasionado otras tecnologías.

La opción nuclear está abierta y vigente en México gracias a la Central Nuclear Laguna Verde operando desde hace 20 años, tenemos 2 Reactores Nucleares y somos una Central Nuclear reconocida a nivel mundial, incluso recibimos visitas constantes de otras centrales del mundo para copiar y aprender de modelos establecidos en Laguna Verde, con lo cual hemos demostrado que los mexicanos somos capaces de operar con altos niveles de calidad y confiabilidad.

No podemos negar ni cegarnos ante lo que estamos viviendo en nuestro planeta, el cambio climático lo estamos padeciendo y si no tomamos acción inmediata en nuestra forma de producir energía, estos cambios serán cada vez más impactantes modificando definitivamente nuestro estilo y calidad de vida.

Inevitablemente debemos como humanidad tomar acción sobre los cambios que tenemos que hacer, y evaluar el costo beneficio de esas acciones y una opción es la nuclear.


Palmeras #229 esquina Viveros. Boca del Río, Ver.(Oficinas del corporativo "Mirel")
2291453143