Loading...

Felicitar es poco,conmemorando el día internacional de la mujer


Felicitar es poco.

 --Conmemorando el día internacional de la mujer—

por Laura García Lara

Pies, ¿Para qué los quiero si tengo alas para volar?

Frida Kahlo

Como cada año el 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer, entre felicitaciones y regalos este día es recordado. Si bien a lo largo de ese día recibí muchas felicitaciones de diversas personas y sé que muchas también recibieron esas felicitaciones, mi pregunta es ¿Por qué? ¿Felicitarme por nacer siendo mujer? Como una mujer educada agradecí esos detalles, pero esa pregunta seguía rondando por mi cabeza; sinceramente más que felicitar, más que dar regalos se nos debe de dar lo que por derecho es nuestro, y es el respeto hacia nuestro género. No basta con que se nos felicite un día, esto debe de ser recordado todos los días.

 Haciendo una remembranza histórica, se le dio esta fecha, 8 de marzo, por un suceso ocurrido en una fábrica de Nueva York en 1911, en donde trabajadoras de la fábrica exigían un mejorar las condiciones inhumanas en las cuales trabajaban, este hecho tuvo un trágico desenlace, la trabajadoras murieron quemadas debido a un incendio, y diversas fuentes afirman que fue su propio patrón quien lo provocó. Este hecho sentó un precedente en la lucha de la mujer sobre sus derechos como persona y no como un objeto.

Conmemorar a la mujer va más allá del hecho de dar una felicitación; es triste como a lo largo del tiempo se le ha sometido, humillado y doblegado por considerarse el sexo débil, siendo este ser tan importante para el equilibrio no sólo de una sociedad en particular sino del mundo entero.

Este ser dador de vida, tiene un sinfín de roles a lo largo de su existencia, es hija, alumna, madre, hermana, psicóloga, doctora, costurera, administradora, electricista, maestra, mecánica, fontanera, cocinera entre un sinfín de cosas más, los cuales en ocasiones no suelen ser reconocidas, y se les da por su lado, como un mueble más de la casa.

Nos encontramos en pleno siglo XXI y a pesar de todos los avances logrados, pareciera que en diversas partes del mundo continuaran como hace un siglo atrás; vendiendo a sus hijas por unas cuantas vacas, mujeres siendo esclavas, abusadas y asesinadas. Aunque no hay que ir tan lejos para notar cómo esto aún no ha cambiado, en cualquier oficina, hospital o empresa existe esa discriminación y abuso de autoridad hacia la mujer. Por lo cual somos nosotras las que debemos erradicar esto, cómo lo podemos hacer, hay un dicho que dice: la mujer cría machos… Y lamentablemente es cierto, se ve cómo en muchas familias cuando el hombre es el mayor o el único, a la  mujer se le desplaza, porque es él quien llevará el apellido a la siguiente generación, para así perpetuar el linaje.

El cambio hacia una sociedad más civilizada y justa para ambos géneros, es educando a la nueva generación, esos pequeños que actualmente se encuentran creciendo a la par de las nuevas tecnologías, en donde por medio del computador tienen el acceso a una gran cantidad de información, a ellos son a los que hay que educar, un adulto no va a cambiar de opinión ya traen sus prejuicios programados...

Pero si el respeto tanto a hombres y mujeres es impartido desde el comienzo de su vida, esos niños y niñas crecerán en un ambiente menos hostil, más amable y con más oportunidades.

A lo largo de la historia de un país, cuenta con mujeres destacadas, una de ellas, reconocida por su ingenio y grandes dotes de escritora es Sor Juana Inés de la Cruz, con su conocida frase: “Hombres necios que acuaís a la mujer sin razón” inmortalizo su nombre en los libros de historia, mujer estudiosa desde pequeña, gran ejemplo a seguir, que bajo sus propios méritos logro un lugar en un sociedad donde a la mujer no le era permitido estudiar.

Mujeres Toastmaster, mujeres mexicanas que trabajan y luchan día a día por un lugar en esta sociedad.  No dejemos que un día que debe ser conmemorado, se convierta en una fiesta de mercadotecnia como un día del amor y la amistad. Que esta fecha destinada a nosotras sea para no quedarnos conformes, para exigir más por nuestros derechos, por el respeto, por la igualdad; para que el machismo, sexismo y los abusos sean erradicados, y tomemos nosotras las riendas de nuestro ser, que nadie tiene derecho a sobajarnos ni a amenazarnos.

Por último, no olvidemos que la educación viene desde el hogar, y que si queremos caballeros que nos respeten, eduquemos niños que respeten y sepan que una mujer tanto como madre,  hermana, amiga o pareja,  es lo más valioso que tienen.

“Los ideales mueven al mundo, pero una gran idea lo conquista”.


Claps Canta Bar (Plaza Vela 4to piso) Boca del Río, VER.
2292421559