Loading...

La importancia de la palabra hablada


LA IMPORTANCIA DE LA PALABRA HABLADA
por amada salinas arenas, dtm

 
 



Existen muchos factores por los cuales la palabra asume una gran importancia en la vida del hombre. Veamos algunos de los más relevantes:

v        Pensamos con palabras.

v        La palabra nos diferencia de los demás seres vivos sobre la tierra.

v        Nos comunicamos con los demás por medio de la palabra.

v        Gracias a la palabra podemos transmitir ideas y emociones.

v        La palabra construye o destruye.

v        Por la palabra convencemos y persuadimos a los demás

v        Con las palabras se construyen las civilizaciones y el progreso.


LAS PRINCIPALES VENTAJAS DE LA ORATORIA:


La oratoria vincula a los hombres:
el escritor español Pedro Salinas ha dicho que: “la lengua es siempre una potencia vinculadora, pero sus resultados están en razón directa de lo bien que se hable, de la  capacidad del hablante para poner en las palabras propias su pensamiento y sus afectos”.


L
a oratoria lo hace a uno destacar: dice el autor estadounidense H. W. Garret que “hablar en público es para el individuo lo mismo que la publicidad para la venta de productos modernos. Ello no hace que los géneros malos sean buenos, pero si contribuye a que la gente conozca el valor artículo”

La oratoria provoca adhesión: nos dice Herbert V. Prochnow que “solo aquellos que se pueden expresar con vigor y tacto, pueden obtener la buena disposición y cooperación inteligente de los individuos por cuya guía y manejo son responsables”.


La oratoria induce al liderazgo:
el escritor mexicano Hugo Ferrari asegura que “el hombre capaz de expresar lo que sienten los demás se convertirá en el recurso de expresión de los demás; y ese solo hecho le dará preponderancia absoluta y definitiva sobre las personas que lo rodean”.


La oratoria a la literatura:
el señor Adolfo Hitler, cuya oratoria causó tantos destrozos, dijo: “sé que uno puede ganar al pueblo mucho mejor por la palabra hablada que por la escrita y que cada gran movimiento de este globo debe su progreso a grandes oradores y no a los grandes escritores”.

Ejemplos: La historia nos muestra innumerables ejemplos de las transformaciones que ha logrado la palabra hablada, ya sea para mal o para bien.


Hitler:
Es un ejemplo clásico de negatividad. El pensaba que pertenecía a una raza superior y que los judíos eran una amenaza para la humanidad y que, por tanto, había que exterminarlos. Gracias a sus habilidades oratorias, aunadas a toda una estrategia propagandística, persuadió a su pueblo –sobre todo a la juventud- con sus absurdas ideas de destrucción.

 
Jesucristo: Es, lo que podríamos llamar, la otra cara de la moneda. Comenzó a predicar sus enseñanzas, basadas en el amor y en el perdón al prójimo, y logró, inicialmente, convencer a un grupo de seguidores –los apóstoles- quienes se convirtieron en propagadores de su doctrina. Jesucristo nunca escribió algún libro, todas sus  enseñanzas fueron por medio de la palabra hablada. Su doctrina tiene ya dos mil años de practicarse, lo cual nos da una muestra del poder de la palabra.



Claps Canta Bar (Plaza Vela 4to piso) Boca del Río, VER.
2292421559